Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

viernes, 22 de octubre de 2010

Los amantes (parte II, decisiones)


…Muchos años pasaron desde aquel momento en que Mónica y Roberto comenzaron aquella historia, una historia de amantes condicionados, donde no había lugar a los reproches, a los formalismos, a las obligaciones ni a nada que pudiera desdibujar la vida que cada uno tenía separadamente, era como si tuvieran todo cuidadosamente estudiado, sus encuentros íntimos, sus almuerzos y cenas a solas o algún que otro evento social, nada se les escapaba …..

Era evidente que la vida los había premiado en todos sus aspectos, pero sentían que faltaban elementos para ser plenamente felices. En una oportunidad Roberto le confiesa a Mónica que esta situación no le alcanzaba y que su necesidad de acercarse más y compartir otros momentos era perentoria, Mónica no pudo evitar la transfiguración de su rostro, el desconcierto y la confusión se apoderaron de ella, pero al cabo de unos minutos de su silencio, le manifestó que no entendía cuál era su propósito pues las reglas del juego estuvieron siempre muy claras y consistían en darse eso y sólo eso y lo más importante no dañar a sus parejas de toda la vida.
Roberto le expuso claramente su idea con el fin de renovar las reglas, basándose en que el paso del tiempo se encargaría de ir esfumando poco a poco esos maravillosos e inolvidables encuentros y que de solo pensarlo lo aterrorizaba, pues no quería perderla porque ella era una joya invalorable.

Era sábado por la noche, la brisa primaveral envolvía y perfumaba los escenarios. En casa de Mónica estaba casi todo dispuesto, mientras ella le daba “su toque” a los detalles, sonó el timbre y ella misma les abre la puerta a Roberto y Cristina quienes venían cargados con postres y champagne. Se presentaron, luego pasaron al estar a charlar y a “ romper el hielo”, fue una prueba terrible en donde los rivales se enfrentaban sin saberlo. Cristina se ofreció a ayudar a Mónica con los detalles de la cena, pero no se lo permitió.

Mientras saboreaban la exquisita cena Mónica y Roberto, libres de miradas cómplices, les recordaban una vez más a sus respectivas parejas cómo y cuando se conocieron, trajeron a la mesa muchos recuerdos de la cámara de comercio, como también recordaron a algunos empresarios participantes. Cristina y Osvaldo estaban al tanto de esos episodios que evidentemente respondían a la verdad, tanto como cuando Roberto contrata los servicios de Mónica y consecuente crecimiento de una relación comercial cautiva.
Entre risas y charlas triviales pasaron por el postre, luego un exquisito café a la turca, especialidad de Mónica, para luego sellar la naciente amistad con el champagne francés que Roberto había traído al que acompañaron con unos deliciosos bombones suizos, debilidad de Mónica y que les había comprado especialmente para ellos.

Había llegado el lunes y como ya era costumbre se reunieron a la hora del almuerzo, ese ritual era una práctica permanente en ellos, salvo por el impedimento de compromisos comerciales puntuales de ambos. Charlaron sobre los sucesos del sábado anterior y coincidieron en que sus parejas se habían integrado muy bien y que absolutamente nada caía bajo sospecha, esta situación los hizo muy felices, pues Mónica había tomado conciencia que cuando se acabe el sexo les quedaría un bello recuerdo y una latente amistad en vigencia.

Meses mas tarde, luego de la cena, Mónica recibe una llamada de Cristina, aún estas situaciones la hacían tambalear, pues nunca sabría hasta donde llegaban las percepciones femeninas, pese al gran entrenamiento profesional que tenía para detectar hasta los pensamientos de sus adversarios. Pero en esta ocasión se equivocó el llamado respondía a una invitación muy especial, se casaba Gastón él único hijo de la pareja y desde luego habían sido incluidos en la lista de invitados, con lo cual combinaron para acercarles la tarjeta formal.

La amistad fue in crescendo, ambas familias sentían muy fuertes los lazos afectivos que cuidadosamente habían planeado y estaban felices por ello. Compartieron muchas circunstancias, tanto es así que cuando las hijas de Mónica se casaron, hubo una devolución de gentileza, del mismo modo que cuando en ambas familias llegaron los nietos estuvieron presente en los respectivos bautismos.
Sin embargo, a pesar que eran muy poquitos los días en el año en que no tenían contacto, no les alcanzaba al menos así se lo manifestó él, provocándole a ella una angustia muy grande, pues sabían que ya no quedaba instancia por agotar, salvo la convivencia y el pacto era no destruir ni dañar. Poco tiempo después, en uno de esos bellos mediodías compartidos, como si sus pensamientos se hubieran fundido en uno solo, mirándose a los ojos para mentirse descaradamente ella le confiesa tener una enfermedad genital de cuidado y largo tratamiento, más el no dudó en esgrimir cierto tipo de disfunciones, que obviamente los alejaría del sexo y tal vez toda esa amistad que construyeron se difumine…..


Nota: Seleccioné este tema porque solía escucharlo con un querido amigo de años, que ya no se encuentra entre nosotros y a quien le debo el descubrimiento de Rocío, una de las máximas voces de España. No dudo que la estará disfrutando en donde se encuentren. Con esta canción vaya mi homenaje a ambos!! Sibaris.

4 comentarios:

  1. El relato es fantástico
    El tema de la infidelidad creo que a la larga o a la corta es una fuente de dolor y frustración para todos.
    Soy viuda, no puedo imaginar si alguna vez hubiera habido otra mujer en la vida de Carlos.
    Rocío,maravillosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias cantares por estar!!
    Sólo son mis demonios que de vez en cuando salen a pasear, tampoco imagino a Daniel mi único marido desde hace más de treinta años en un rollo semejenate!! Un Beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Sibaris! he leído el cuento completo y sinceramente la historia me deja con un sabor amargo. Creo que no es factible mantener una aventura tanto tiempo y menos incluyendo a las parejas y a los hijos.
    Cualquier tipo de aventura es egoista, pensamos en el momento personal pero una cosa es una ilusión pasajera y otra mantener dos vidas paralelas.
    Por otro lado la excusa para dejarse me parece imperdonable, claro que nunca fueron sinceros ni con ellos mismos...
    La canción es fabulosa y Roció le ponía sentimiento, algo que me parece le falta a esta historia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola Alondra.
    Cuando le doy rienda suelta a mis demonios, son capaces de plantear situaciones terriblemente fuera de todo razonamiento, jajaja.

    Un abrazo de osa. TKM.

    ResponderEliminar