Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

jueves, 18 de noviembre de 2010

Conveniencias.


Alfredo dueño de una vida agotadoramente rutinaria y casi esclavo de ella, sin embargo ante su entorno se mostraba de ese modo, pero en su totalidad. Vivía solo para su trabajo, para su familia y todos sus requerimientos, tanto los de su esposa como los de sus hijos.

Su intrincada infancia le llevó a una no muy buena elección de pareja, pues se casó muy jovencito con una chiquilina de su barrio a quien dejó previamente embarazada y consecuentemente no tuvo otra opción que hacerse cargo de una situación, que con el tiempo, le jugaría en contra.


Rita, en cambio, poseía grandes dotes de ama de casa y madre ejemplar, al cabo de dos años del nacimiento de Estela, se prepara para ser madre nuevamente, la vida le regalaría nueve meses mas tarde a Sergio. Tocaba el cielo con las manos, era lo que había ansiado toda su vida estar bien casada y ser madre muy joven, su amor y dedicación a su nido y a sus cachorros fueron por demás evidentes, al punto tal que el nivel de exigencia para con Alfredo crecía casi sin cesar. Cambiaron de casa tres veces hasta comprar la que ella quería, una casa grande en dos plantas, con parques y piscina para que sus hijos disfrutaran junto a sus amigos.


Alfredo no podía comprender como aquella hermosa niña, con la que prácticamente creció, había cambiado tanto, tampoco podía comprender cómo en tan pocos años, de ser dulce compañera y buena amante, se había situado en la acera de enfrente. Comenzó a salir de parrandas con algunos compañeros de trabajo, se acostó con cuanta mujer se le acercaba y hasta llegó hacerse amigo del alcohol.


Vivieron años muy duros y difíciles, pero ninguno de los dos quería romper el vínculo que los tenía atado, las motivaciones eran diferentes pero coincidían en cuanto al mantenimiento del “statu quo”.


Pasaron los años y la vida les regala cuatro bellas nietas, dos hijas de Estela y otras dos mas pequeñas de Sergio. Pero la vida continúa dándole a Alfredo mas sorpresas y regalos, pues casi sin buscarlo, encuentra en la red virtual a Julieta Granado. Le trajo tantos hermosos recuerdos, que no podía creerlo….!!!! Apenas tenía dieciocho años, cuando le habían asignado una tarea en una multinacional muy cerca de la escuela donde Julieta estaba terminando sus estudios secundarios, habían cruzado algunas palabras, sólo sabía su nombre, dónde estudiaba y lo bella que era! El no perdía sus esperanzas pero los intereses de ella pasaban por otro lado…….


Logró contactarla, sin embargo Julieta no podía recordarlo, luego de varias charlas Alfredo consigue reavivar la memoria de aquella bella chiquilina, hoy una mujer de más de cincuenta años, arquitecta, viuda, madre de tres hermosos hijos.


Una entrevista pactada y el gran reencuentro se produjo, cuando entra al bar, sin dudar se acercó a la mesa donde ella estaba removiendo su café, el tiempo casi ni había pasado, estaba tan bella como en aquél entonces, tal vez dos o tres kilos demás, su rostro fresco y la firmeza en su piel dejaba ver lo generosa que había sido la naturaleza con ella. Charlaron hasta agotar los temas, las horas se habían disparado sin que se dieran cuenta, se contaron cada año de sus vidas…….


Fue así como aquél encuentro dio paso a otro y otro y otro y tantos más, al cabo de casi un año Alfredo y Julieta se convirtieron en los más puros amantes, complicándole esta situación la vida a Alfredo pues Julieta sostenía que debían aceptar esta realidad pero sin lastimar, él la amaba al borde de la locura y no le importaban las consecuencias, pero sin embargo aceptaba las reglas de juego de su amada en que todo debía quedar como estaba…….



2 comentarios:

  1. ¡Hola Sibaris! Uff, espero que tenga continuación, este cuento es como la canción tormentoso y real... Bueno, pensándolo bien mejor que cada lector le ponga su final favorito jejeje.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  2. Hola Alondra!!! Qué alegría verte por aquí!!! Todas estas historias creadas por mis demonios no tienen final, dejo abierto para segundas y terceras partes. Hace poquito puse una segunda parte de uno y ahora me encuentro escribiendo dos cuentos jajajaja, una tercera parte y cuento nuevo que no tengo idea como lo terminaré jajajaja.
    Abrazo de osa.

    ResponderEliminar