Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

jueves, 25 de noviembre de 2010

Darse cuenta.


Samuel Butler escribió: Mucha gente no puede ni emanciparse, es decir, no puede ni darse cuenta de la esclavitud en que le mantiene las ideas en medio de las cuales se ha educado.

Cuántos de nosotros moriremos sin darnos cuenta? Es increíble, verdad?, pero sin embargo si observamos a nuestro alrededor y nos detenemos puntualmente en la conducta, actitudes o verborragia de nuestros congéneres, veremos claramente quienes tienen la capacidad de “darse cuenta” y quienes no la tienen.

No necesariamente debemos conocer a nuestros pares ni siquiera haber transitado tal o cual escenario, o haber vivido previamente tal o cual circunstancia. Por momentos, creo que “darse cuenta” va de la mano del sentido común.

Desde lo más simple y cotidiano hasta lo más profundo, ahora si me detengo en la cita de Samuel Butler, me lleva a pensar que muchos de nosotros seremos incapaces de ver más allá de nuestras narices, en la medida que no despeguemos de la formación primitiva, es decir que es una obligación agregarle valores y abrir nuestra mente, más allá de lo que se nos ha enseñado, creo que es una clara invitación al crecimiento.

Ahora si me detengo a pensar en lo que implica “darse cuenta”, sinceramente el abanico que se me abre es inmensamente grande, también creo que es imposible que nos demos cuenta de absolutamente todo en la vida, pero mínimamente sería conveniente u oportuno que pudiéramos ver un poco mas allá. Darnos cuenta cómo somos y como nos manejamos con nuestros semejantes y por la vida. Darnos cuenta que sucede en nuestro entorno. Darnos cuenta cómo pueden sentirse nuestros semejantes, respecto a nosotros o a otros. Darnos cuenta qué nos han querido hacer o decir. Darnos cuenta quienes pretenden manejarnos y someternos y así podríamos elaborar un montón de “darnos cuenta”.

Pero también se me ocurre, que para poder observar una buena parte del horizonte, debemos comenzar, como siempre, por nosotros mismos, vernos a nosotros mismos y desde luego reconocernos, creo que es una buena preparación o un buen punto de partida para luego poder ver otras realidades que nuestra corta visión no nos permite.

2 comentarios:

  1. Mi querida Sibaris: que escrito más filosófico me encuentro al darte los buenos días. Lo verdaderamente importante sería ponernos en contacto con nosotros mismos y pensar lo que realmente cuenta: lo que uno siente y desea. Supongo que sería el primer paso para conseguir nuestra particular utopía.
    El frustrarse con exigencias de ser diferente, sólo nos lleva a sensaciones de malestar y por supuesto, olvidarnos de esa opción fácil de echarle la culpa a los demás de lo malo que nos sucede, los errores son nuestros y cambiar, si es lo que queremos está en nosotros...
    Es tan sencillo: simplemente darnos cuenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Buen día amiga!!!
    Pero es claro, el tema es darse cuenta!!!
    Un abrazo de osa calurosa.

    ResponderEliminar