Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

domingo, 2 de enero de 2011

Para: el Hombre.




Hacía rato que tenía deseos de hablarle al Hombre, motivos nunca me faltaron, tal vez la falta de tiempo o la priorización de otros temas...., pero los últimos acontecimientos acaecidos en el planeta fueron la gota que rebalsó el vaso y ya no puedo contener más mis deseos de comentarle lo que pienso de usted, pero tenga en cuenta que conozco perfectamente sus justificaciones, por lo tanto no trate de subestimarme.

A usted Hombre de poder, Hombre científico, Hombre intelectual, Hombre industrial, Hombre comerciante, Hombre común, etc.
Usted podría explicarme en pocas palabras hasta dónde quiere llegar con su desmedida ambición poder?

Tan insignificante se siente que pretende dominar la naturaleza?
No se ha dado cuenta aún que su mano es el peor depredador que existe en la tierra?
Estoy segura que usted me dirá, que soy una tonta pensando que los fenómenos climatológicos o naturales son de su responsabilidad e incluso hasta tratará de convencerme que las guerras son necesarias para mantener el equilibrio de la ecología.

Hombre, no me haga reir, su mano estuvo, está y estará en todos estos desastres, provocándolos o contribuyendo para que sucedan...
Pero fíjese en las causas que provocan las catástrofes:

La posición en una región de alta actividad Tectónica (Terremotos y Vulcanismos).
El Clima lluvioso y tempestuoso inestable.
Intervención Antrópica fuerte sobre el ambiente.
Crecimiento Urbano Inadecuadamente Controlado
Flujo Poblaciónal desde las Zonas Rurales hacia las Urbanas.


SU MANO es notable y lo peor de todo esto es que usted arrastra impunemente a la humanidad entera, llevándonos inexorablemente a la autodestrucción, las guerras, que podrían evitarse pero su interés le nubla la razón, el calentamiento global, que podría haberse prevenido, la contaminación ambiental....sigo?

Estimado Hombre usted deja mucho que desear, por momentos pienso que deberíamos ser gobernado por plantas y animales.......

5 comentarios:

  1. Es cierto, pero tambien hay miles de hombres trabajando por el bien de la humanidad y son miles los científicos que no responden a grandes laboratorios y dejan su vida detrás de un microscopio y una cápsula de Petri.
    Hay buena gente.
    Creo que hay mucha más buena gente
    Pero los menos, esos que hacen daño son los que se hacen notar más.
    Un beso grande
    Feliz año

    ResponderEliminar
  2. Hola Cantares, muchas gracias por venir!!
    Justamente son a esos, a los ruidosos, a los que hay que invitar al pensamiento profundo, noble y bueno.

    Feliz año!!

    ResponderEliminar
  3. Este post, en su momento, y ahora, me impactó y me impacta mucho, el hombre siempre haya nuevas formas de destruir, de dañar lo que era perfecto, este planeta es su laboratorio de destrucción y similar al Dr. Frankeistein, o a un nuevo Prometeo, en vez de hacer brillar el fuego divino lo apaga, amiga, voy a visitar nuevamente, antes que mis cortas vacaciones terminen, yo esparaba poder visitarte más con mi tiempo libre.

    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lynette, recién veo tu comentario, gracias por visitarme!!
    No creas, también mis tiempos son muy ajustados y me cuesta mucho distribuirlos entre mis labores, escribir y visitar la casa de los amigos.
    De momento he pasado los cuentos que tenía anteriormente, creo que sólo hay tres nuevos, y tengo otros dos comenzados...
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  5. Vengo a tu casa invitada por Alondra... me gustan tus narraciones, estaré un ratito por aquí.

    ResponderEliminar