Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

jueves, 20 de enero de 2011

SubrepticiaMente.

Marcelino llevaba una vida austera, por las mañanas concurría a los Tribunales de la Capital Federal, luego se dirigía al estudio jurídico al que estaba asociado con otros abogados y por la tarde bien avanzada regresaba a su antigua casona de Villa del Parque que había heredado de sus abuelos maternos. Contaba con la ayuda de Emilio, un viejo menos gruñón que él, que se desempeñaba como chofer desde que Marcelino sufriera un accidente cerebro vascular provocándole una hemiplejia importante, de la cual se recuperaría muy lentamente, mediante sesiones de kinesioterapia personalizada.

Su refugio nocturno era el estudio que tenía montado en su casa, allí se concentraba en algunos casos y en su pc, hasta que Beatriz, lo llamara para la cena y luego de ese paréntesis, regresaba a su estudio para continuar con sus asuntos.
Vivía solo, nunca pensó en casarse, aunque mujeres jamás le faltaron hasta poco antes de su desgracia, tenía un solo amigo de la infancia a quien veía una o dos veces al año, tal vez su introversión se debiera a la crianza de sus abuelos, su madre debió dedicarse al trabajo para sostener la familia, lo había tenido siendo soltera fruto de una relación abusiva y desentendida. Ya casi hombre descubre que su madre vendía su cuerpo para mantener la familia y costear sus estudios….

Como todas las mañanas, Beatriz se encargaba de prepararle el desayuno y dejárselo servido en la mesa del comedor junto con el diario de la mañana, al que hojeaba atentamente mientras sorbía su taza de café. Tenía por costumbre pasar primero por el servicio meteorológico, echaba un ligero vistazo al panorama financiero y por último le dedicaba un poco mas de tiempo a la sección “policiales”. Recorre los titulares y se detiene en uno que llamó su atención “mujer brutalmente asesinada en microcentro”.
Según rezaba la noticia, la víctima era una mujer joven de alrededor de veinticinco años, la policía alertada por el encargado del edificio y con la ayuda del mismo entraron al departamento de la muchacha.
Bañada en un inmenso charco de sangre encontraron a la joven tendida en su cama, con las manos atadas en el respaldo, los ojos vendados y brutalmente degollada. El jefe de la Brigada de Investigaciones inmediatamente se ocupó de echar un vistazo al departamento, luego de los comentarios que le hiciera el encargado del edificio, supo inmediatamente que la víctima ejercía la prostitución, lo confirmó unos billetes de cien pesos que se encontraron entre las sábanas.

Sin dudar asoció este caso con otros dos de casi idénticas características, el crimen de Caballito y el crimen de Palermo, ambas víctimas fueron apuñaladas y ejercían el oficio, también eran jóvenes y también se encontraron billetes esparcidos por el cuarto. En ninguno de los tres casos se evidenciaron robos, solamente sabía que estaba frente a un asesino serial.
El jefe de la Brigada, comenzó a buscar elementos, encontró su bolso del cual extrajo tarjetas personales propias y ajenas, papelitos con anotaciones, teléfono móvil, agenda, etc., y lo guardó cuidadosamente, luego se dirigió hacia la pc de la joven, la encendió y una vez iniciada le pidió la contraseña, sin dudar quitó el disco rígido de la máquina y lo guardó con los demás efectos secuestrados.

Antes que termine la jornada, Marcelino llamó a su casa y le ordenó a Beatriz que le prepare una maleta pequeña con algo de ropa, las carpetas con los casos que se encontraban sobre su escritorio y la laptop que tenía guardada en uno de los cajones y se los entregara a Emilio, a quien también llamó para que pasara antes a buscarlo por el estudio y lo llevase a su casa de fin de semana en Belén de Escobar.

A la mañana siguiente, en el departamento de policía, el jefe de la Brigada de investigaciones irrumpió en el despacho del jefe del área de informática y le entregó el disco rígido secuestrado, le solicitó un informe completo de su contenido y un comparativo de los discos de las otras víctimas. Allí mismo se pusieron manos a la obra, colocó el disco en una máquina y la inició, con una maestría incomparable hizo saltar la contraseña y comenzó a revisar el contenido. El primer paso fue la carpeta Documentos para revisar los historiales de conversación. Había una gran cantidad de conversaciones guardadas en la carpeta del mes, pero revisaron una por una, sin vacilar el jefe de informática se levantó del escritorio y sacó de los archivos las copias de los historiales de las otras víctimas, regresó a la pantalla, abrió las carpetas y buscó en ellas un nick que le llamó la atención. En los tres casos Macaco se había comunicado con ellas por el mensajero días antes de los crímenes. Tenían un buena pista, pero había que encontrar al asesino dentro del universo virtual. Investigaciones le pidió a Informática las direcciones de IP’s para luego con una orden solicitar al proveedor de Internet los datos del cliente, pero esa información no fue posible porque el sospechoso utilizó servidores proxys de Estados Unidos y Europa.

Una vez en Belén de Escobar, Marcelino se despidió de Emilio, no sin antes pedirle que regresara por él en tres días, tiempo suficiente para despejarse y estudiar los casos con calma. Pidió una pizza por teléfono, se levantó de su silla de ruedas y se encerró en su despacho, colocó las carpetas sobre el escritorio y conectó su laptop, mientras deglutía la pizza de muzzarela se conectó a la red…..
- Hola Carolina.
- Hola Macaco, como estás?.....

6 comentarios:

  1. buenísimo!!!!!!!!!!!!!

    mirá vos a marcelino...no me la esperaba

    beso

    ResponderEliminar
  2. Uau!
    Me atrapaste,me encantó!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Vir,

    La mente humana es impredecible......

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cantares,

    Me alegro mucho que te haya gustado este demonio!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! me hizo hervir la sangre como la primera vez que lo leí, cada vez manejas mejor la novela negra, felicidades amiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga!!!!
    Sucede que tu me lees con los ojos del corazón jajajaj, esto que hago se llama "caradurismo puro"!!!
    Un abrazo muy fuerte!!! TKM

    ResponderEliminar