Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

sábado, 30 de abril de 2011

Ernesto Sábato, hasta siempre!!!


Hoy, Argentina, Latinoamérica y el mundo llora la partida de uno de los hombres más Grandes de la pluma argentina, sin embargo y como contrapartida nos sentimos felices por el gran legado que deja a la gran comunidad de habla castellana.
Medirlo por trayectoria sonaría casi injusto, pero no podemos dejar de medirlo por sentimiento, pasión, dedicación....


En su literatura bien se puede apreciar su obsesión exploradora de la "condición humana", la infelicidad, la oscuridad del hombre y su gran crisis espiritual.... 

Ernesto, sin dudas "sos" un Grande, un hombre que dió todo de si mismo a la cultura, desde la investigación,la ciencia, la docencia, la literatura y su comprometida militancia política y eso te convierte en el mejor de los referentes de nuestra generación y  las futuras, sabrán que "sos" un hombre fiel a sus ideales y de una entrega absoluta a la cultura.
Seguramente vamos a extrañar tu cuerpo, tu voz, pero tu espíritu siempre estará dentro nuestro!!
Hasta siempre!!!

lunes, 25 de abril de 2011

Pasión egipcia.( Parte I)


Apenas con dos años edad, Fiorella ya se paraba en puntas de pie donde se podía evidenciar su innata condición, aún cuando caminaba, cuando se sentaba o simplemente cuando se quedaba de pie. Hija menor de una familia tipo, Rodolfo y Laura, estaban muy orgullosos de su hija, única mujer en toda la familia, también mimada por Leandro su hermano.
Su infancia, enmarcarda por el amor, tal vez excesivo, la vivió intensa y feliz capitalizando todo lo que la vida le estaba ofreciendo. La afinidad que tenía con Liz, su tía directa, era básicamente incomprensible por la gran diferencia de edad entre ellas, pero sin embargo Fiorella, en cuanto podía, se escapaba a su casa o a su estudio para emularla. Liz era una destacada bailarina de danza flamenca, quien supo pisar grandes escenarios dejando huellas.

Sin alcanzarle el zapateo y el cante jondo, Liz comienza a darle forma a una vieja idea respecto a profundizar en los orígenes, comenzando a tomar clases de danza árabes, a lo que Fiorella, ya instalada en plena adolescencia, la sigue sin pensarlo..
Incentivada por su madre y su tía, dedica a esa disciplina una buena parte de su tiempo, demostrando una ductilidad en ese cuerpo tan bien delineado, que parecía como que no tuviera huesos. Liz, ya se estaba retirando de la danza, debido a unas dolencias físicas, pero no obstante,  incentivó y acompañó a su sobrina en todas las presentaciones teatrales. Fiorela, ya rebautizada con el nombre de Farida  cuyo significado musulmán es  “belleza incomparable”, se había convertido en una de las mejores bailarinas del país, Liz no dejando escapar la oportunidad y embelesada por el talento de la joven insiste con la idea que debía recoger mayores conocimientos en los orígenes.
La mañana estaba soleada en las inmediaciones del aeropuerto de Ezeiza, toda la familia se había reunido allí para despedirla, entre besos, abrazos y lágrimas, Fior con su boleto en la mano corre a abordar el avión cuyo destino es El Cairo.

Ya en la tierra de los faraones, se dispuso a tomar un baño en el hotel, pues el calor de junio era agobiante, la temperatura rozaba casi los 40° C típico para esa altura del año, luego salió a hacer un reconocimiento de la zona, se internó por la calle Bab El Bahr, pudo ver en esa calle un centro cultural italiano, suspiró al ver ese edificio, la hizo sentir menos sola, pero antes de regresar a almorzar su paso fue por el Teatro de la Opera, quería ver ese maravilloso e imponente edificio de estilo islámico. Dio vuelta por la esquina, decida a no entretenerse más y volver al hotel, pues su cuerpo le reclamaba alimentos, pero se enfrentó con un edificio vestido con un enorme cartel que rezaba “Conservatorio de danzas” director: Amir Kamal, era allí donde debía hacer su capacitación!!

Comenzó sus clases con el profesor Yamil, tenía referencias que era mucho mas estricto que el mismo Amir, pero no era mucho el esfuerzo para ella, su cuerpo se entregaba a la música, acentuando los golpes de cadera y de pecho al compás de la percusión, Amir la contemplaba desde su estudio vidriado.
Aprendió nuevas técnicas, pero simultáneamente estudió junto a Yamil una coreografía basada en una historia de amor de príncipes y princesas, planificada para estrenarla antes de fin de año en el teatro de la Opera. La primera bailarina se lesionó un pié y decididamente Yamil, sin consultar a Amir, convoca a Farida para el rol de la princesa, pero lo que todos ignoraban, excepto Yamil, es que el primer bailarín sería Amir.

Desplegó todo su talento en Raks al shark, (danza del vientre) parecían uno solo por lo bien complementados y sincronizados, era como si hubieran bailado juntos desde siempre,  la escena más emocionante de la obra fue el rescato y el posterior beso, un beso que no estaba ensayado, sin embargo el público advirtió y aplaudió tanta pasión reflejada.
A partir de allí, entre Farida y Amir se produce un extraño acercamiento, había muy poca diferencia de edad, él apenas le llevaba cuatro años y en horas libres  se ocupó de hacerle conocer su ciudad y contarle un poco la historia, esa que no se escribe en los libros. Ella le comentó mucho de Buenos Aires, y también le habló de Fiorella. Entre otras cosas le comentó que había alquilado una camioneta de 4x4 para el fin de semana, pues tenía previsto salir a conocer más.

Así fue como ese invernal sábado partió rumbo al gran Desierto Blanco, y conocer sus Oasis, tenía curiosidad por visitar el Oasis de Kharga por su arqueología y su destacado Templo de Hibis. Estaba atardeciendo, un espectáculo maravilloso en el desierto, sus ojos devoraban el panorama, hasta que de pronto ve a lo lejos la figura de un beduino cabalgando hasta acercársele, lo mira y le regala su mejor sonrisa….era Amir, le ayuda a montar el caballo detrás de él,  cabalgando el atardecer de ese mágico desierto. Llegan hasta su carpa y la invita a pasar, le prepara algo de beber y de comer, charlan, se ríen, se aproximan, se miran a los ojos y se funden en un beso apasionado. Delicadamente la recuesta en el piso de la carpa y lentamente le ayuda a quitarse la ropa, mientras él también se va despojando de la suya, se acariciaron, se recorrieron, hicieron el amor, con mucha dulzura y desbordados de pasión a la vez, disfrutando plenamente sus cuerpos fundidos en uno solo.

Había transcurrido casi un año desde su llegada y a Farida se le estaba venciendo el tiempo, Amir lo sabía, pero desde el inicio de esa relación, jamás se habían planteado nada, se veía un futuro complicado, había que romper algunos obstáculos, la distancia y la diferencia cultural, era evidente que ambos tenían miedo….
A escasos días del regreso de Fior, Amir le dijo que arbitraría todos los medios para dejar su Instituto en manos de Yamil, pues estaba dispuesto a abrir otro en Buenos Aires, las lágrimas recorrieron el bello rostro de Fior, la emoción no le permitía articular una sola palabra, pero sí pudo abrazar y besar a su amor. La acompaño al aeropuerto internacional de El Cairo, se despidieron con un interminable abrazo y besos y con un hasta luego amor…..




sábado, 16 de abril de 2011

Plasmando sentimientos.




El sentimiento es universal y de un espectro tan amplio como la mente humana, es proclive a la modificación, se achica o se agranda, se convierte o se reconvierte, pero no muere, se eterniza, así como lo heredamos de nuestros antepasados, lo vamos transmitiendo a nuestros sucesores.....
Este premio lo recibí de mi amiga Lynette, desde su casa "LOS ROSTROS DE JANO" , muchísimas gracias por honrarme con semejante premio!!!

Por ahora lo quiero compartir con:















martes, 12 de abril de 2011

Delirium.


Promediando el mes de marzo, el otoño se resistía en hacerse presente, pues el calor era casi insoportable, Susana permanecía detenida en la comisaría 45ª de Villa Devoto, quedando disposición del juez, bajo la carátula “estafa y defraudación administrativa y estafa calificada”. Hasta ese momento se desempeñó como presidente de una asociación sin fines de lucro denominada Diamonds, gold and silver, que fuera creada para la diversión y el esparcimiento para personas de interesante poder adquisitivo, era ella quien se encargaba de contratar los servicios turísticos para el caso de viajes, como de restaurantes temáticos, estancias, paseos cortos, etc., según la programación.

Apenas había cumplido cincuenta años, sin embargo la naturaleza había sido muy generosa con ella, pues aparentaba menos de cuarenta, poseedora de un cuerpo esbelto que dejaba ver el trabajo del gimnasio y algún que otro paso eventual por el quirófano, su larga cabellera enrulada rubia platinada, le confería un toque muy sexy que combinaba perfectamente con el bronceado intenso que adquiría cada verano.

A partir de su viudez comenzó a dedicarse a esta actividad social, con el fin de mitigar la soledad que le carcomía el alma. Sus comienzos fueron como socia, ocupada y preocupada por cada una de las actividades de la entidad, manifestaba su inquieto espíritu y su gran capacidad negociadora a la hora de contratar cualquier tipo de servicios a utilizar, ya sean turísticos, gastronómicos o espectáculos, la confianza generada en sus compañeros la llevó al cabo de poco tiempo a alcanzar la presidencia.

Hacía unas semanas que había llegado de Aruba, con la misión de a chequear precios de algunos resorts para cumplimentar parte de la programación anual, en general siempre se ocupaba de ese testeo en forma personal, para luego viajar con los socios enlistados. En las dos últimas oportunidades no fue sola, sino que la acompañó Nacho, un joven de veintiocho años, muy apuesto, dueño de una musculatura muy bien puesta y marcada que se desempeñaba como entrenador físico en el gimnasio donde Susana concurría todos los días.

En su boca se había dibujado una leve sonrisa al recordar su primer encuentro con su joven amante, como casi sin darse cuenta había caído en la mas bella trampa, totalmente convencida de la reciprocidad de Nacho, quien de la noche a la mañana se había convertido en su incondicional aliado, quedando a la disposición de ella luego de su media jornada de trabajo. Hacía varios meses que se había instalado en su casa a pedido de ella, pues sus celos la torturaban permanentemente, pero gracias a su personalidad histriónica él jamás había advertido.

Nacho había desatado en Susana un extraño sentimiento que le costaba definir, nunca antes se había sentido así, como una adolescente caminado por una cornisa, no quería que esto terminara jamás, lo mimaba y él no ofrecía resistencia, le compró las más caras prendas de vestir, vacacionaron juntos en Europa, oriente y Caribe, hasta le compró un auto para calmar sus caprichos, para ella era un placer darle todo lo que él manifestaba como “deseo”, aún cuando sus recursos económicos estaban enflaqueciendo.

Su corazón estuvo al borde del estallido cuando Patricia, una vieja amiga y colaboradora en la institución, se hizo presente en su oficina con una serie de planillas en su mano y copias de varios correos electrónicos de algunos miembros de la Comisión Directiva, quienes solicitaban de modo urgente una auditoría y revisión de cada una de la cuentas bancarias, pues nadie comprendía algunas irregularidades en los gastos y un considerable faltante de dinero; cada socio dejaba cada mes una cuota social elevada y ello significaba una recaudación más que interesante. Si la institución no tenía gastos importantes por sí misma, contaba con edificio propio y los socios colaboraban con algunos insumos, por dónde se había diluido el dinero?

Segundos más tarde, otro miembro de la Comisión se hace presente en su despacho acompañado por dos funcionarios de la Policía Federal, quienes con una denuncia en mano se la llevan esposada....