Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

miércoles, 20 de febrero de 2013

Carne Picada


                                                            
"Todo vicio trae siempre su consiguiente excusa".
Publio Siro.

Cuesta aceptar que en èsta época, en que se supone deberíamos estar plantados en el mundo con claras y firmes perspectivas, cifradas en el crecimiento intelectual, espiritual y moral de la humanidad, continúe aùn el tremendo flagelo de la esclavitud, fenómeno que podemos encontrar en todos los niveles socio económicos.

La fuerza que ha tomado la trata de personas reviste formas desmesuradas, cuyo eje central es la prostitución, aunque es confluente de muchos puntos como la migración, abuso sexual, maltrato infantil, pornografía, trabajo forzado, secuestro, violación sexual, violencia familiar, delincuencia juvenil, delincuencia organizada, etc. Charlando con profesionales en psicología, comentaban que ya no se trata de asistir a la vìctima y castigar al victimario, sino de elaborar planes de trabajo debidamente organizados a niveles globales.

El hecho de no ser protagonistas de estas aberrantes acciones, no nos exime de responsabilidades, en la medida que seamos consumistas de los productos de la delincuencia o que como simple espectadores no denunciemos estos sucesos, nos estamos convirtiendo, lisa y llanamente en cómplices; evidentemente no son otra cosa mas que el resultado de mentes desviadas y perversas que abusan de la debilidad de sus víctimas y de sus consumidores, para satisfacer la enferma necesidad de desplegar y demostrar poder…., què poder?



4 comentarios:

  1. Al leer esta potente reflexión, recordé una frase de Dostoievski: "Quien haya ahondado en lo profundo de su propia conciencia, ya no puede respetarse".
    Siempre me sorprendió esta capacidad de negar nuestras responsabilidades en el mundo arduo, a menudo trágico, que tenemos.
    No puede existir un verdadero cambio sin revolucionar los ejes de nuestra propia subjetividad y las mismas estructuras políticas y económicas que nos moldean, incluso en nuestros actos más íntimos.
    El machismo, por ejemplo, abarca el simple ingreso de los machos a un puterío con chicas de quince años, consumirlas, así como la exhibición cosificada de la mujer en los respetables multimedios junto con la denigración laboral, moral y doméstica de las mujeres. Apelativos como "histérica", "bipolar", hacia la presidenta son rasgos de la misma mentalidad.
    Dicha mentalidad, huelga decirlo,lleva miles de años y algunos siglos más que el régimen económico actual, que de paso no sólo fomenta sino que, incluso, se basa en una forma subliminal de esclavitud: la explotación.
    Hace mucho quería escribirte y expresar mi admiración por este blog. Tu profe de teatro.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Este tema tan puntual y tan actual es alarmante, porque, como bien lo estás señalando, estas conductas configuran claramente la esclavitud, que van mas allá del machismo propiamente dicho y que tienen mucho que ver con el poder perverso colocándonos en una profunda involución de difícil retorno.
    Fuera de lo que es la trata de personas, he profundizado mucho el tema "prostitución", cuya problemática me inspiró para para darle forma a dos cuentos cortitos, que si bien son historias ficticias, se dan la mano con una realidad escalofriante.
    ¡Profe un lujo tenerte por acá!

    ResponderEliminar
  3. Muy de acuerdo con Victor Dupont, profunda reflexion que haces en el post amiga Sibaris... y gracias por ella, son temas que hay que divulgar por muy duros que sean...

    Besos caribeños

    ResponderEliminar
  4. Los demonios estan dormidos, ¡Vamos Sibaris!

    ResponderEliminar