Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

martes, 31 de enero de 2012

Lisonjeos.

“Los cazadores atrapan las liebres con los perros; muchos hombres atrapan a los ignorantes con la adulación”.
Plutarco.

Muchos seres humanos somos sensibles a esta “maniobra”, que no es otra cosa que una subrepticia trampa erigida por nuestros enemigos con un fin determinado, porque su efecto es embriagador y como tal nubla al pensamiento, situándonos en la cuna del facilismo empobrecedor. Sin embargo,  es muy común que confundamos esta acción con “reconocimiento”, pues a simple vista se muestran muy parecidas, pero la diferencia que existe entre ellas es abismal, ya que “reconocer” habla de valoraciòn o admiración por una persona o por su creación.

Seguramente, nuestra baja estima o nuestras carencias afectivas nos pueden hacer caer en las garras de nuestro depredador, pero no si lo detectamos, aunque no será fácil  puesto que  el adulador se esconde bajo el disfraz de la amabilidad y la bondad, aprovechàndose despiadadamente de nuestro talòn de Aquiles, articulando argumentos que básicamente no son ciertos.

Pero por el contrario, si estamos seguros de nosotros mismos, si sabemos quiènes y còmo somos, sabremos también, identificar y desechar a este tipo de personas, porque no necesitamos  las alabanzas como motivación (de hecho no lo es), porque también sabremos ver nuestros propios valores y a todos aquellos que sinceramente nos quieren y de quienes debemos aceptar sus crìticas que indudablemente constituyen una nutriente para nuestro crecimiento.




2 comentarios:

  1. Pero en estos tiempos la adulación tiene más éxito que la sinceridad, creo que a veces es un juego tóxico entre adulador y adulado.
    Maravillosos Nito y Charly, siempre vigentes
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es asì, un juego macabro en el que se cae con mucha facilidad, pero cuyas consecuencias pueden ser muy perjudiciales.....
    Gracias por tu visita!!
    Besos.

    ResponderEliminar