Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

lunes, 13 de febrero de 2012

Excusas


“La falsedad y el disimulo son útiles dentro de la vida social. Yo esta condición no la he tenido, y creo que el no tenerla me ha perjudicado más que otra cosa. También me ha perjudicado un poco, al tratar con propios y extraños, el no tener solemnidad”.
Pío Baroja

Esta servidora, no sólo se hace eco del pensamiento del escritor español, sino que lo viene practicando desde que desarrolló su capacidad de razonamiento (Así le va...).

Antes de finalizar el pasado año, una persona vinculada con mis labores me planteó una situación que, evidentemente, está muy de moda y se refería puntualmente a las excusas como motivo primordial frente a la negativa de ejecutar tal o cual acción. Creo que muchos hemos vivido  este tipo de circunstancias y ser receptores de lo que de antemano se vislumbra la mentira provocadora de irreparables decepciones, resentimientos y preconceptos antipáticos respecto a la persona emisora, exactamente en oposición a lo que se pretende causar.

Hay un detalle que debemos tener en cuenta, excusarse elegantemente es, en muchos casos, subestimar al interlocutor o desconocer a quien o quienes tenemos enfrente. Sin embargo, existe una fuerza interior muy grande que incide sobre los simuladores y ello es el “quedar bien” pero lo que se traduce son simplemente “fallas”. Nuestras vidas se componen de deseos que en su mayoría los ejecutamos mediante una acción, pero si anteponemos excusas tales como: “no tengo tiempo”, “no pude porque….” ,”estaba con mucho cansancio”, etc., significan “no deseo bajo ningún punto de vista o no tengo la capacidad para ejecutar la acción en cuestión".

Una vez mas la inseguridad y la inmadurez nos hace pisar las arenas movedizas….



6 comentarios:

  1. Propio de tus Reliquias, que me encantan!!Estoy convencida que sabes en nombre del programa de la RAI, sinceramente no me acuerdo..
    Respecto al punto en cuestiòn, la elegancia nos hace perder la visiòn, ergo los afectos...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Che cosa seiii, che cosa seiii, che cosa seeeeeeeeiiii jeje
      Beso.

      Eliminar
  3. ¡Hola diablillo! por acá estoy poniéndome al día :)
    A veces la vida te pone en la disyuntiva de usar una excusa o decir simplemente "No", usas la excusa porque intentas herir lo menos posible al otro, digamos que declinas la invitación con elegancia...
    La vida últimamente es demasiado agresiva, nos domina el tedio, la ira y un monosílabo no ayuda. Quizás todavía creo en la buena educación y no soy tan sincera como pienso.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola angelito!!! Què alegrìa me das!!!
      Estoy de acuerdo, ademàs me siento ferviente promotora de las buenas relaciones interpersonales; pero el punto que planteò mi alumna es la mentira vestida de excusa. Tal vez el escrito abarca mas, lo que ella ejemplificò fue un "no puedo (contigo)" y luego comprobar que "sì pudo" (con otras personas).
      Un abrazo enorme y espero verte mas seguido!!!!

      Eliminar