Los humanos somos indiscutiblemente impredecibles, en consecuencia nuestras actitudes se manifiestan de igual modo. La herencia, el entorno y nuestra propia esencia son los elementos fundamentales que moldean nuestras conductas....

En cada cuento o escrito se encuentran enmarcados un comportamiento diferente, una naturaleza diferente, un demonio diferente....

jueves, 10 de mayo de 2012

Filosofía.

Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta. Sócrates.

 Esta mañana, mientras me dirigía a mis labores, escuché en la radio una nota en la que el periodista citó una serie de pensamientos de Marcelo Bielsa, ex futbolista y Director Técnico nacional e internacional, los cuales comparto porque tienen que ver con los valores, las actitudes y los sentimientos como filosofía de vida, que demás está decir es la esencia de estos demonios, motivándome a revisar la página de la emisora y encontrarlos para transcribirlos.

Estos pensamientos datan del año 2002, a raíz del fracaso de la selección argentina en la copa del mundo de ese mismo año, sin embargo, el entrenador, frente a una experiencia negativa, rescata lo positivo, aprende, ejerce la autocrítica, estimula su espíritu de crecimiento sin detenerse ni desvalorizarse por una mala experiencia, que no deja de ser un episodio más formando parte de la trayectoria de la propia vida. Sibaris.


"Los momentos de mi vida en los que yo he crecido tienen que ver con los fracasos; los momentos de mi vida en los que yo he empeorado, tienen que ver con el éxito. El éxito es deformante, relaja, engaña, nos vuelve peor, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos; el fracaso es todo lo contrario, es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes. Si bien competimos para ganar, y trabajo de lo que trabajo porque quiero ganar cuanto compito, si no distinguiera qué es lo realmente formativo y qué es secundario, me estaría equivocando."

"Uno vive y necesariamente necesita jerarquizar virtudes, decir éstas son las virtudes que rescato en los demás y quisiera para mí, que respeto, que valoro. A mí el deporte me dio ese parámetro, yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía. Son los tres o cuatro elementos con que yo después traté de orientar mi vida. No necesariamente tienen que ser ellas las elegidas, pero sí es indispensable que uno sepa cuáles son las virtudes alrededor de las cuáles quiere vivir."

"Estoy absolutamente convencido de que la fama y el dinero son valores intrascendentes. Pasa que claro, nos los describen con un peso tan significativo que parecería imposible resistirse a valorarlos. Creo que el espíritu amateur, el amor hacia la tarea, es lo único que vuelve satisfactorio el tránsito por el trabajo; cuando observo de qué manera son descriptos hacia el público las celebridades, los ídolos, lamento muchísimo que se jerarquicen esos tipos de cosas, que se los describan millonarios, que se los describan famosos, que se los describan extraídos de la realidad social, fuera del contacto con la gente común. Sí estoy convencido de una cosa: fui feliz cuando disfruté del amateurismo, fui feliz cuando crecí enamorado de mi trabajo, yo tengo un profundo amor por el fútbol, por el juego, por la esquina, por el baldío, por el picado, por la pelota. Y desprecio todo lo añadido, todo lo que le fueron agregando para convertirlo extrañamente en deseado. Para explicar un poquito mejor esto, sé que la alegría de un triunfo en un partido dura cinco minutos, termina el partido y hay una sensación de efervescencia, una sensación de la adrenalina al tope que genera excitación y felicidad. Pero son apenas cinco minutos y después hay un vacío enorme y grandísimo. Y una soledad indescriptible."

"Quiero insistir con que mucho mejor es ser prestigioso que popular, que mucho más importante es el recorrido con el que uno llega a un lugar que el éxito o no que se obtenga en la búsqueda, que los hechos son mucho más significativos que las palabras, que demostrar es mucho más importante que hablar, que hay que permitir que ingrese la información que riega nuestra parte noble y evitar que ingrese la información que estimula nuestros bajos instintos."

"Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el término, es impostora."

"No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganás, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante; lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal." 
Marcelo Bielsa.

Fuente: No somos nadie. 95.1 



10 comentarios:

  1. No soy seguidora ni veo fútbol pero he leido algunas declaraciones de este hombre y siempre me parece muy equilibrado, sobresale por su bajo perfil
    Me encantó tu post ya que me permitió conocelo un poco más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,
      Tampoco me detengo en el fùtbol como deporte, excepto en las copas mundiales, aunque en estos momentos estoy siguiendo de cerca el caso "barras bravas", tema màs preocupante para nuestra sociedad, pero eso es otro punto, que tal vez aborde en este espacio.
      Volviendo al tema, en realidad lo que se trata de rescatar es a la persona, màs allà de sus actividades y Bielsa, pese al àmbito en que se desenvuelve, evidentemente se destaca especialmente por su lìnea de pensamiento. Tambièn escuchè en muchas oportunidades a su hermano Rafael (ex canciller)a quien admiro tambièn por sus pensamientos, sus profundos conocimientos y como persona.
      Besos.

      Eliminar
  2. El estilo de Bielsa tiene que ver con su ideosincracia.
    Por eso es un tipo coherente.
    Nunca especula y siempre mira el arco de enfrente.

    ResponderEliminar
  3. Sibaris;
    esta película la habrás visto:
    http://reliquiasblogspotcom-d.blogspot.com.ar/2012/05/harry-nilsson-everybodys-talkin.html

    Y si así fue, la canción es memorable.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sibaris, no estás frente a una persona cualquiera es un ser pensante no es exitista por eso no dirigió más la selección, los argentinos quieren la victoria y ya. un Beso

      Eliminar
    2. Uhhhhhhh, hace tanto tiempo, tremenda pelìcula, ahora sigo en Reliquias.

      Eliminar
    3. Hola Litaman, Claro que no es exitista, es un hombre de trabajo, tenaz que cree en lo que hace (no importa que) que piensa en lo que hace y que ama lo que hace...

      Eliminar
  4. Ojo; desde mi gusto futbolero prefiero otro tipo de juego. Parecido pero más vistoso.
    Pero lo banco igual a Marcelo porque es leal a sus convicciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual Daniel, por eso es importante saber separar el profesionalismo de la persona y lo que estamos rescatando es a la persona.

      Eliminar